Archivo de la etiqueta: a quién votar

Elecciones sin elección

Casi jugando con las palabras puedo decir que no hay elección clara a elegir en estas nuevas elecciones. Nada que ver a las primeras elecciones de mi vida, después de la muerte de un caudillo. Hasta los aviones bombardeaban las ciudades con panfletos, se llenaban de carteles las esquinas, la calle bullía y las ganas de futuro se respiraban.

Ahora un vespertino cartel ondea en la castellana. Donde desfilaran los tanques y los soldados de la victoria (de algunos u otros) ahora un personaje Photoshop lanza su mirada perdida en el teleprompter del tráfico. Promete a sí mismo, piensa en sí misma, se contentan entre ellos mismos. La perdiz se ha vendido antes de ser cazada y nuevamente en las urnas, botaremos más escándalos, más corrupción y por su puesto menos ilusión.

Ya solo hace falta un abracadabra y que saque un empleo, una vivienda digna, un buen futuro de su chistera. Pero por desgracia se les ve los hilos de nailon ya que el fondo negro está ya gastado por el sol de tanta apatía.

urna-hambrienta

 

Anuncios
Etiquetado , , , ,

Dos de cal y nada de arena

No suelo comulgar con ruedas de molino, creo que me producirían gases y no puedo permitírmelo. Más que nada por el precio a que está el gas. Creo que a casi 20 euros la bombona y no se puede derrochar en tiempos de crisis. Es lo que nos comenta el señor ministro de turno, cuando pasa ante el vendedor de semáforo, a borde de un Audi blindado de más de 90.000 euros.

 Seguro que el ministro teme por su integridad, o tal vez sea por la vergüenza ajena a que le miren a la cara y le pidan justicia. Justicia ¿de qué tipo? Supongo que de todos los colores, doctrinas y credos. Una para ocasión siempre que el agraviado sea el mismo, el adoctrinado amigo o insumiso seguidor.

Ahora vienen las elecciones aunque ya nadie pega carteles, por eso de “Responsable la empresa anunciadora”. Candidatos los de siempre, Pablos, Aguirres, Garcías, Dominguez o Manolos que más da.

Que vengan las elecciones, que vengan los suecos y se dejen sus divisas, o los chinos y nos compren a golpe de yuan. Al final lo que importa es que el molino siga dando pan.

Socrates

Etiquetado , , , ,