Archivo de la categoría: pensamientos

Dos de cal y nada de arena

No suelo comulgar con ruedas de molino, creo que me producirían gases y no puedo permitírmelo. Más que nada por el precio a que está el gas. Creo que a casi 20 euros la bombona y no se puede derrochar en tiempos de crisis. Es lo que nos comenta el señor ministro de turno, cuando pasa ante el vendedor de semáforo, a borde de un Audi blindado de más de 90.000 euros.

 Seguro que el ministro teme por su integridad, o tal vez sea por la vergüenza ajena a que le miren a la cara y le pidan justicia. Justicia ¿de qué tipo? Supongo que de todos los colores, doctrinas y credos. Una para ocasión siempre que el agraviado sea el mismo, el adoctrinado amigo o insumiso seguidor.

Ahora vienen las elecciones aunque ya nadie pega carteles, por eso de “Responsable la empresa anunciadora”. Candidatos los de siempre, Pablos, Aguirres, Garcías, Dominguez o Manolos que más da.

Que vengan las elecciones, que vengan los suecos y se dejen sus divisas, o los chinos y nos compren a golpe de yuan. Al final lo que importa es que el molino siga dando pan.

Socrates

Anuncios
Etiquetado , , , ,

La montaña es culpable

Acuso aquí y ahora a todas las montañas de ser las culpables de causar la muerte a miles de personas. Las montañas que sembradas sobre la faz de la tierra y a las que nadie hace sombra, permanecen impávidas antes los últimos hechos acontecidos. Véase un vuelo de bajo coste que vino a cruzarse en su descanso eterno de milenios. Ante el inminente impacto del aparato, las montañas ni si inmutaron. No quisieron levantarse para colocar su cama, ni siquiera ladearse un poco en su lecho, para buscar una mejor posición. Y ante la muerte de tantos inocentes, apenas han mostrado en su rostro un gesto de desaprobación. Las montañas siguen esperando y no se moverán ante los designios que nos depare el futuro. Ni siquiera el barreno que las atraviesa con autopistas de pago las conmueve.

Y luego está el papel del suicida que valora su vida y las de los demás en nada y se las ofrece a la fría roca y al musgo trasnochado. Nadie gana, todos perdemos, menos las montañas que aumentan sus cifras de ahogados en la ducha de su silencio. Cuando bebamos un vaso limpio de agua, mirar en esa translucida sustancia, la sangre, los sueños, la locura de un desalmado, la quietud del cielo apresada en la roca.

Pues son los ríos las lágrimas de las montañas, que aún sin oírlas, gimen todos los días por no salir de su coma impuesto por la grandeza del cielo.

Descansen los pasajeros, donde siempre van las nubes a cantar nanas a esas calladas montañas que tanto nos ofrecen en la vida.

K2

Etiquetado , ,

Lloverá

La caterva de iluminados que puebla la vieja castilla, arrastra sus pies sobre las baldosas de polvo prensado de huesos. El pueblo que con dientes mellados ya no ruge, es aplacado con jarabe de pelota y chorro de agua fría. Mientras los jueces agasajados con centollo de 85 euros el kilo y la otra mitad relegada al ostracismo del exilio burocrático, dejan pasar sin control, a esta plaga de comadrejas.

En el convento de Santa Virtud ya no quedan vírgenes y una bendita mesa de black jack, puebla la sacristía. Mientras tanto, emergentes guerreros del antifaz, son placados por hipotecas, impuestos y deberes. Y el líder que se atreve a subir al estrado y enarbolar la bandera del progreso, es enmudecido como lo hacen los mandos a distancia con sus respectivas televisiones.

Energúmenos nos han convertido, por no zafarnos de las cuerdas de papel que nos estrangulan y coger al toro por los cuernos.

Vivamos en el barro, es lo que queremos, quizás mañana llueva.

 

Etiquetado , , , ,

Olimpiadas sin estar en el Olimpo.

Dicen que las Olimpiadas nos sacarán de la crisis, pero a menos que no seas un fabricante de jabalinas o pértigas, o tengas la suerte de ser un juez de pista, poca crisis te  van a sacudir de la espalda. Es cierto que se crearan puestos de trabajo, que se crearan nuevas infraestructuras y nuevos proyectos faraónicos que precisarán de mano de obra. Se construirán nuevos hoteles y la ciudad limpiará su cara, para que el mundo vea de nuevo aquel país que dominó el mundo hace unos siglos. Se venderán litros de sangría, cerveza y agua embotellada. Se cincelará de oro y oropel las avenidas, se asfaltará el charco y se canalizará el día a día. Y los de siempre llenarán de nuevo sus mermados sacos, con los beneficios de la estafa. Poquitos lograrán solucionar su vida a cuenta de las olimpiadas y muchos tendremos que pagarlas por muchos años.

¡Que no se apague la llama olímpica y arda Madrid, como la Roma de Nerón! Lo veremos, lo sufriremos y después seguiremos lamentándonos de ser madrileños, españoles y europeos.

Nunca se apagará esa antorcha, nunca mientras nosotros no queramos. Y va para largo…

Etiquetado , , ,

Descansad inertes, descansad

Parece que la moda ahora es decir desconecta y vete de vacaciones. Pero si estás mordiendo el polvo lo que menos piensas es en descansar. Solo piensas en levantarte y devolver el golpe a los que te han arrojado al pavimento patrio para descalabrarte. Deja que se vayan que nosotros afilaremos nuestros cuchillos de esperanzas y sueños para abanderar la cruzada por nuestra causa. Que vengan descansados y ociosos, les caeremos por sorpresa y cuando se percaten que dejaron olvidados sus escudos en playas lejanas, estará nuestra palabra rasgando su garganta.

 

 

Etiquetado , ,